Javier de la Hoz

Soy una persona inquieta a nivel personal y profesional. Me gusta explorar otros territorios y aprender de  experiencias nuevas.

Disfruto de poder dedicarme a una de mis pasiones: trabajar con personas para posibilitar cambios que les permitan vivir activamente y con mayor calidad de vida. Además de mi práctica clínica me gusta pasar tiempo en la naturaleza, la cocina y haciendo deporte.

Inicios »

Ser fisioterapeuta fue mi vocación e ilusión desde niño. En el año 2000 cumplí un sueño al empezar la carrera de fisioterapia. Mi etapa universitaria la complementé trabajando en una clínica los meses de verano, donde tuve la ocasión de familiarizarme con múltiples lesiones y dolencias. Lo más importante fue que el aprender para hacer de la universidad se conjugó con el hacer para aprender de la práctica clínica. De la mano de este binomio se despertó en mi la pasión y amor a mi profesión.

Evolución »

A lo largo de más de 15 años he trabajado a en el campo de la fisioterapia en diferentes centros y proyectos personales. Durante este tiempo me he enfrentado a continuos desafíos en la práctica clínica, ante los que no siempre tenía las respuestas. Esto me hizo buscar formaciones que me dotaran de mayores herramientas, especializándome finalmente en terapia manual. Este camino se ha visto reforzado por dos elementos: la práctica diaria y el análisis conjunto de casos clínicos con otros profesionales.

» Actualidad

En la búsqueda por mejorar mi propia salud y tener una visión integral sobre la fisiología del ser humano terminé mi formación en PNI en el año 2014. Tras esta etapa realicé grandes cambios en mi estilo de vida que me han proporcionado nuevos horizontes personales y profesionales. Desde entonces he ido consolidando mi propio abordaje terapéutico sin ceñirme a un único método o escuela. Me considero un clínico que disfruta de su profesión acompañando a las personas a mejorar su calidad de vida.