Primavera y alergias

La primavera nos trae muchas cosas buenas: los días son más largos, tenemos más horas de sol y empezamos a hacer más vida al exterior. Parece que vuelve la alegría a nuestras vidas. Aunque para algunas personas es una época temida, porque también vienen las alergias.

Las alergias han aumentado de forma considerable en el mundo desarrollado en las últimas décadas. Con la primavera y la floración de las plantas muchas personas tienen síntomas como: congestión nasal, conjuntivitis, picor en la piel, la cara o nariz, dolor de cabeza, sensación de confusión o aturdimiento. El tratamiento habitual es farmacológico, mediante antihistamínicos o vacunas.

¿ESOS SÍNTOMAS NOS DAN PISTAS DE ALGO MÁS?

Tenemos un sistema de barreras corporales compuesta por el intestino, pulmones, boca y piel. Un buen sistema de barreras, generará un mejor control de las sustancias extrañas que entran en nuestro organismo y ante las que el sistema inmune responde. Además, gran parte de nuestro sistema inmune radica en el intestino.

Por tanto, ¿será en el intestino donde se encuentran las claves para mejorar los síntomas alérgicos?

La evidencia actual nos muestra la necesidad de restablecer la integridad del sistema de barreras, acompañado de recuperar una microbiota intestinal óptima. Esto modulará la respuesta inmune y la mejora de los síntomas alérgicos.  

HISTAMINA

Otro factor involucrado en las alergias es la histamina. La histamina es una amina que interviene en la respuesta inflamatoria del sistema inmune y en la mediación de los síntomas alérgicos. Cada persona tiene unos niveles de histamina que puede tolerar. Cuando los supera pueden aparecer síntomas. Estos síntomas son muy variados:

  • Picor en los ojos, cara, oídos y nariz
  • Dolor de cabeza
  • Congestión nasal
  • Taquicardia
  • Agitación o ansiedad
  • Ansiedad o estados de pánico.
  • Migraña
  • Irritabilidad
  • Cansancio

La enzima Diamino oxidasa (DAO) es la principal responsable de degradar la histamina en el organismo. La DAO se encuentra en la mucosa intestinal. Una deficiencia de esta enzima y/o un consumo alto de alimentos ricos en histamina pueden ser la causa de sobrepasar los niveles de histamina que tu cuerpo “puede tolerar”. Y cuando los sobrepasa, aparecen los síntomas.

Algunos medicamentos (antibióticos, antiinflamatorios, analgésicos, antidepresivos…) también disminuyen la efectividad de la DAO y aumentan los niveles de histamina.

Estos medicamentos también dañan la barrera y microbiota intestinal. Y la DAO se encuentra en la mucosa intestinal…¿más pistas?

Por tanto, quizás deberíamos entender las alergias como un síntoma de que el intestino y el sistema inmune no están funcionando adecuadamente.

RESUMEN

Para mejorar tus alergias es probable que necesites:

  1. Reparar tu sistema de barreras
  2. Recuperar una óptima microbiota intestinal
  3. No tomar medicamentos (salvo que sean imprescindibles para tu salud)
  4. Reducir la ingesta de alimentos ricos en histamina
  5. Utilizar fitoterapéuticos que modulen la respuesta inmune y disminuyan tu sintomatología

Y así, podrás disfrutar de ¡todo lo bueno que nos trae la primavera!