La salud en verano

La mayoría de las personas nos sentimos mejor en verano que en invierno. Solemos tener menos dolores, nos encontramos más vitales y con mejor estado de ánimo. Esto no resulta extraño, ya que el verano es un período que incluye muchos factores que regulan la salud. Como decíamos en el anterior post, la actividad física es un regulador de nuestra fisiología y el verano es el momento ideal para moverse más. Además el período estival nos trae otros muchos factores positivos.

MEJORA TUS NIVELES DE VITAMINA D

En la actualidad debido a nuestra escasa vida al exterior existe un déficit generalizado de los niveles óptimos de vitamina D. Esta vitamina tiene innumerables funciones en nuestro organismo y su déficit se asocia a numerosas enfermedades: enfermedades cardiovasculares, autoinmunes, cáncer, infecciones, depresión, enfermedades neurodegenerativas  e inflamatorias y patologías óseas entre otras.

En el verano pasamos más tiempo al exterior, podemos realizar una exposición gradual al sol y mejorar los niveles de vitamina D. Y ella se encargará de regular muchos procesos de tu fisiología.

SOCIALIZAR

Somos seres sociales y evolutivamente hemos vivido en comunidades. Relacionarse, compartir, reír o jugar en grupo genera un cóctel hormonal que aporta felicidad. El ser humano en la actualidad tiende a pasar mucho más tiempo en soledad, bajo múltiples responsabilidades, que disfrutando y compartiendo en comunidad. En cambio, el verano es un buen momento para socializar. Haz planes en grupo, cenas, viajes, comparte tu tiempo con otros.

DESCANSAR

Después de un largo curso escolar y laboral, de presión, prisas y estrés, llega el momento de resetear. Aprovecha el verano para desconectar, hacer actividades diferentes a las que haces durante el año. Y sobre todo, descansa. Bajar el ritmo de trabajo y responsabilidades es una gran estrategia para la salud. Cuídate, recupera tu energía, haz cosas que te motiven y reporten alegría. Que el verano sea tu época de recargar baterías.

 

Disfruta de este verano y maneja a tu favor todos estos factores que actúan como reguladores de la salud: Vida al exterior, tomar el sol, hacer ejercicio, socializar, compartir, reír, descansar, bajar el ritmo de trabajo…no suena mal, ¿no?

Y sobre todo…recuerda disfrutar!